–¿Y qué tenés para decir hoy?
–Esto es reimportante para mí y lo que tengo para decir hoy es que no hay que postergar lo que uno quiere hacer o decir. Creo que a la larga, dejar para mañana, para otro día, para más adelante, nos hace muy mal. Hay una frase que escuché en una película que siempre me resuena y es: “Cuando el tercer acto falla, es porque el primer acto estuvo mal construido”. Siempre creo en eso, en construirlas cosas bien, con solidez, no hacer truchadas, sentirnos todos agentes transformadores, que las cosas que no nos gustan del mundo, de nuestras relaciones, de nuestra vida, pueden cambiar. Me parece que el mundo va a estar mejor o nosotros vamos a estar mejor, cuando sintamos que si hacemos un esfuerzo las cosas van a mejorar.

 

 

 

 

–¿Qué de todo lo que ‘no hubieses hecho si no existiera el confinamiento’(como se llama tu sección de instagram), te gustó más y ya es parte de tu vida?
–Creo que tiene que ver con las plantas, hay algo que me encantó. Me parece que da felicidad, algo con lo que tenía cero conexión, ¡se me morían hasta las suculentas!.Al principio del confinamiento había que revivir una planta que estaba mal ¡y me salió! Me copé mucho con los ciclos de las plantas, todo eso me encanta y creo que este amor llegó en esta cuarentena para quedarse.

–Consejo a lo ‘Dalia’ para sobrellevar este tiempo con los chicos en casa.
–Los chicos en casa 24/7 es algo inviable. Yo creo que hay que ser creativa, inventar juegos como por ejemplo “juguemos a sacarle el nudo de la espalda a mamá”, entonces te hacen masajes, o “juguemos a ordenar la ropa por color para lavar”. Hay que inventar juegos que te ayuden a entretenerlos, a estar tranquila y por qué no, a organizarte.

10 noviembre, 2020 | 17:47 hs. | Candelaria Lanzaco