Córdoba, 20-05-2022

MALENA POZZOBÓN: “Odio la palabra Síndrome de Down porque siento que me condiciona… Y la verdad, me di cuenta que no tengo límites, que mi cielo es infinito”

Revista OCIO

 

 

Por María José Caudana / @chechecaudana

 

Tiene tan solo 24 años y una carrera deslumbrante: periodista egresada del Colegio Universitario de Periodismo, conductora del ciclo ‘Diversidad: qué ves cuando me ves’, profesora de danzas árabes, modelo, actriz… y como si esto fuera poco, también influencer y embajadora de Perfumes KENZO.

Para ella tener Síndrome de Down nunca representó un límite ni la detuvo a la hora de cumplir sueños y desafiar nuevas metas. Por el contrario, descubrió que es una condición que la hace aún más especial y que le otorga un brillo que no se compara con ninguno. 

Dulce, cálida, detallista, perfeccionista y perseverante… una de los 10 jóvenes sobresalientes del 2020 y hoy también una de nuestras mujeres homenajeadas.

Conocemos en esta nota a la inspiradora Malena Pozzobón.

 

 

 

 

–Tanto se habla de discapacidad, pero en realidad a la hora de abordar el tema no sabemos cómo encararlo. ¿Cómo podrías definir vos esta palabra y qué significa para vos tener Síndrome de Down?

–Cabe aclarar que yo no elegí tener Síndrome de Down y hasta el día de hoy me peleo con eso. Recuerdo que fue en mi casa que me enteré. Hacía tiempo que tenía la pregunta dando vueltas en mi cabeza, así que un día le pregunté a mis papás si tenía Síndrome de Down. Cuando me lo confirmaron, quebré en llanto, me largué a llorar, porque obviamente no me lo esperaba. En el colegio estaba viviendo una etapa de autodescubrimiento, mis mejores amigas me preguntaban qué me pasaba, hasta que un día en el balcón del colegio les dije: “Chicas, tengo Síndrome de Down”… y aunque mucho tiempo me dolió y sufrí mucho, me di cuenta de que yo soy esto. Al que le guste bien y al que no también. 

Otras notas de la Revista:  El casamiento de Messi-Roccuzzo: los mejores looks de la alfombra roja

 

–¿Ese fue uno de los momentos más difíciles de tu vida, el de descubrir quién eras vos? 

–Fue muy duro descubrir que tenía Síndrome de Down, pero gracias a Dios, Flavia Irós, mi familia y mis amigas y amigos, me ayudaron a entender que soy una persona súper especial, que soy única, que tengo un brillo que no se compara con ninguno.

 

–¿Alguna vez te sentiste discriminada o que desde afuera cuestionaban tus capacidades?

–Sentirme discriminada, por suerte nunca me sentí discriminada. Yo odio la palabra Síndrome de Down porque siento que me condiciona, me limita, que me pone barreras. Pero me di cuenta que en verdad no tengo límites, que mi cielo es infinito.

 

 

 

 

–Y hablando de eso, decidiste estudiar una carrera universitaria. ¿Por qué periodismo?

–Yo creo que tiene que ver con las cuestiones de la vida. Estaba terminando el secundario, no sabía qué carrera elegir y había un abanico de carreras que me interesaban. Quería ser cocinera, quería ser actriz, también me gustaba el turismo, digamos que quería ser de todo un poco, hasta que un día me invitaron a una jornada de puertas abiertas del Colegio de Periodismo… Algo me llamó la atención y cuando entré me quedé enamorada del lugar. Volví a casa y le dije a mi mamá: “Esto es lo que quiero estudiar”. Así que hice el cursillo de ingreso, entré y el año pasado ¡me recibí de periodista!

Otras notas de la Revista:  #OCIOTENDENCIA - La invación del cuadro escocés este otoño

 

–¡Cuánto orgullo!

–¡Sí! Además cabe aclarar que no me hicieron adaptación curricular, por lo que mi título tiene mucha validez y mucha importancia. ¡Estoy súper emocionada y contenta!

 

–Sos una de las pocas afortunadas que estudiando pudo insertarse en los medios, ya que estás trabajando como periodista en tu programa Diversidad. ¿Qué es lo que querés transmitir a través de ese ciclo?

–El mensaje que quiero transmitirle a todas las personas, es que luchen por sus sueños, que no dejen pasar ninguna oportunidad, que las aprovechen. Pero ante todo, que disfruten de todos los pequeños momentos, porque aparecen una vez y después no vuelven.

Vivir el momento presente, no dejar nunca de soñar y jamás, jamás, bajar los brazos aunque parezca difícil. Poner todo el potencial, esfuerzo y dedicación, que con mucha pasión todo se logra.

 

 

–Y  hablando de sueños, te eligieron como embajadora nada más y nada menos que ¡de Perfumes Kenzo!  ¿Cómo se dio eso y qué significa para vos?

–Lo vivo con mucha alegría, felicidad y pasión. Kenzo vino a mí, me eligieron y fue algo asombroso. Quedé shockeada cuando me enteré que iba a representar a esta marca y hasta el día de hoy me emociona. Para las fotos hicimos toda la producción en Córdoba, pero me encantaría viajar y conocer todos los lugares del mundo donde está Kenzo. Recuerdo que hacer esta campaña, rodeada de flores, me hizo sentir que estaba en el paraíso y me mostró un lado distinto mío que me encanta: me hizo sentir una mujer más empoderada.  Es alucinante.

Otras notas de la Revista:  UN RECORRIDO DE EXPERIENCIAS POR VALLE DEL SOL

 

–¿Hay alguna marca o algo en especial en lo que te gustaría trabajar?

–Para todo lo que viene prefiero que el universo decida por mí, prefiero fluir con el universo, dejarme llevar por el viento y que pase todo lo que tenga que pasar…

 

 

 

 

–¿Qué es lo que más te emociona de lo que se te ha dado en la vida?

–Toda mi vida soñé con ser reconocida, famosa, tener mi Martín Fierro en la mano, actuar junto a reconocidos actores… Y, la verdad, que de a poco todo se está dando. Pero te diría que lo mejor que me ha pasado en los últimos años fue conocer a Flavia Irós, eso me cambió la vida. Ella me ayudó a entender quién soy, a comprender que tener Síndrome de Down no es nada malo, que es una parte mía que voy a llevar toda la vida.

 

–¿Cómo ves a la Male del futuro?

–Me veo viviendo en el exterior, en Barcelona, conociendo otros países como Francia, Italia, visitando Sevilla y el mundo del flamenco. También me veo teniendo mi propia familia y aunque me gustaría quedar embarazada, prefiero adoptar. Siento que el amor no tiene límites y que va más allá de llevar un hijo en la panza. Me veo teniendo en el futuro cinco hijos, ayudándolos, dándoles consejos, apoyándolos. Digamos que tendré que ser un poco exigente, ¡pero no tanto! Y obviamente… ¡Trabajando en lo que amo!


+ VISTO

REVISTA

Las recetas elegidas de Facu de ‘Bake Off’ para estas fiestas

Revista OCIO

Tapas

MALENA POZZOBÓN: “Odio la palabra Síndrome de Down porque siento que me condiciona… Y la verdad, me di cuenta que no tengo límites, que mi cielo es infinito”

Revista OCIO

OCIO NOVIEMBRE 2021

NET de Mujeres: ¡Lo hermoso de volver a encontrarnos!

Carolina Maldonado

Moda

¡Gran celebración por los 10 años del Networking de Mujeres!

Revista OCIO

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978