#MAMÁSDEHOY – Constanza González

Sin culpas vinculadas a las horas que pasan alejadas de ellos (lo importante es la
calidad y no la cantidad del tiempo compartido, dicen casi al unísono), señalan la
importancia de la red de contención que conforman compañeros, abuelos y hasta tíos,
a la hora de lograr el equilibrio que supone ser una mamá trabajadora.

Por Guillermina Delupi 

Una mamá feliz, educa hijos felices
Constanza González (42, casada, organizadora de eventos RRPP y comunicadora) tiene
dos hijos: Vito (4) y Pietro (7) y sostiene que su mayor desafío es criar hijos felices y
sin miedos, que se sientan amados, que luchen por su felicidad y sean autónomos y
libres. Confía en que la calidad de tiempo destinada a los hijos define la relación con
ellos y que, en la medida que vean una mamá feliz, ellos también lo serán.


A la hora de congeniar trabajo y crianza, señala que de un tiempo a esta parte se han
podido organizar mejor ya que los chicos están escolarizados: “En la semana somos
bastante rutineros y tenemos nuestro schedule de tareas bien armado. Tratamos de
‘desconectarnos’ cuando llegan los chicos del cole, compartimos la tarea, algún juego y
cenamos juntos los cuatro, sin TV ni teléfonos encendidos. Mi trabajo tiene la
particularidad de que si bien puedo manejar mis horarios, después me demanda -en
los días de eventos- mucho tiempo fuera; hasta dos o tres días dependiendo el armado.
Y ahí aparece mi red de contención que es muy grosa (se ríe): ¡los abuelos, que son lo
más!, pero sobre todo un gran compañero, que me banca en los eventos de fin de
semana y las llegadas de madrugada. Sin ellos estaría frita”.


Entre balances de ganancias y pérdidas, Coty dice que hemos perdido tiempo de juego,
de mirarnos a los ojos, de escucharnos sin un teléfono en la mano, de compartir un
abrazo o un acto escolar. “Por eso es tan valiosa la calidad del tiempo que tenemos con
nuestros hijos. Poder compartir con ellos espacios donde se sientan valorados,
vacaciones full day en familia o un ‘día de madre e hijo’, como lo llama Pietro: ir al cine
juntos o salir a comer una hamburguesa, hacer un plan sólo nosotros y reírnos juntos”.


Si bien al principio de su maternidad Coty se cuestionaba por algunos trabajos y
horarios y rechazaba otros, encontró el equilibrio: “Me agotaba estar en casa todo el
día, pero al mismo tiempo no me quería ir. Me llevó un tiempo largo entender que ellos
también quieren una mamá feliz y mi trabajo genera en mí eso: pasión y felicidad.
Ahora siento que estoy equilibrada. Logré sentirme plena como mamá y como
profesional y disfruto de ambas cosas, aunque ellos siempre serán mi prioridad”.


+ VISTO

Ocio Alert

¡Inscribite acá! ZOOM con Cris Schwander “Liderazgo para la vida cotidiana”

Revista OCIO

Más Visto

¿Conoces que es el Ayuno Intermitente?

Candelaria Lanzaco

Moda

EL COLOR QUE ES TENDENCIA ESTA NUEVA TEMPORADA SS21

Revista OCIO

REVISTA

LA LUNA: NUESTRO LADO EMOCIONAL E INCONSCIENTE

Revista OCIO

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978