Pensar la ciudad y la arquitectura en clave feminista

Revista OCIO

Arquitectura y género

Pensar en una ciudad mejor, diversa, plural, sustentable, accesible, con perspectiva de género y sin violencia implica reflexionar, debatir, estudiar, proyectar desde una mirada donde la mujer es el eje y entendiendo que sus necesidades son diferentes a las del hombre.

Solo quien dedica su tiempo a una tarea determinada, sabe exactamente cuáles son las necesidades emergentes, las exigencias, obstáculos y desafíos a sobrellevar; los gustos, placeres y mejoras que aquella actividad o rol implica. Los espacios públicos y privados que a menudo visitamos o habitamos no están completamente preparados para acompañarnos y facilitar nuestras tareas. El derecho a la ciudad se ve negado cuando existe ausencia de servicios, de seguridad social y de infraestructura en el espacio público.

Tal como lo plantea la arquitecta Ana Falú, referente argentina en la lucha por los derechos humanos y los derechos de las mujeres, es necesario poner en el centro de la planificación y gestión urbana el análisis sobre la vida cotidiana de las mujeres, entender cómo la ciudad debería responder a la mujer que sufre división sexual en el trabajo, a esa mujer que por su empatía feminista pone siempre en el centro de atención el cuidado de otros, que carece de tiempo y que su tiempo es invaluable y fundamental para sostener a la sociedad. Falú destaca la urgencia en localizar polígonos habitacionales y dotar de equipamiento necesario, de infraestructura al espacio urbano. Hablar de género es hablar también de infancia, de adolescentes, de adultos mayores, de capacidades diversas, de vulnerados.

Hábitat y género

Es significativo repensar las intervenciones arquitectónicas es decir humanizar el diseño de los espacios públicos (iluminación, mobiliario, organización espacial, la organización estética) para que den respuesta a los múltiples roles y usos que las mujeres y toda la sociedad hace, contemplando la diversidad social, cultural y por edades. “Erradicar la violencia implica, entre otros aspectos, pensar cómo se materializa la ciudad, lo construido para mejorar las condiciones del espacio público, la calidad de las veredas, de los recorridos urbanos con bancos y elementos de apoyo que acorten distancias para los ancianos que deben caminar extensamente, proveer de la iluminación necesaria, diseñar las paradas de buses transparentes con conexiones a centros de emergencia con bancos donde amamantar. Desde la gestión es prioritario impulsar este tipo de inclusión en la planificación de todas las escalas urbanas: casa – barrio –ciudad- territorio y sus determinadas complejidades” concluye Falú.

INICIATIVAS LOCALES– planificación, proyectos y gestión
1er PREMIO CONCURSO NACIONAL DE IDEAS
“Espacio Público y Movilidad del Área Central de la Ciudad de Resistencia”
Arquitectas Elizabeth Vergara y Karla Montauti.
Asesoría:
Guillermo Tella (urbanismo y movilidad) Ana Falú (inclusión de género en el ámbito urbano) Leandro Castillo (paisaje y sustentabilidad) Scott Francisco (ciudades forestales)
Colaboradores:
Melany Vergés – Carlos Joel Fernández – Lucas Pablo Bertoli
Visualización 3D: Zapata Films (Pablo Zapata)

El proyecto ganador a cargo de las arquitectas Elizabeth Vergara y Karla Montauti es un claro ejemplo de arquitectura y urbanismo inclusivo con impronta feminista que marca un nuevo norte. La propuesta para la ciudad de Resistencia plantea repensar la ciudad y toma como centro la revalorización y humanización del espacio público a través de premisas de pluralidad y accesibilidad generando espacios para la infancia y los adultos mayores, ambientalmente sostenible con propuestas innovadoras creando micro-bosques y bio-sendas dando respuestas a los conflictos hídricos y de polución ambiental y promoviendo el uso del eco transporte. Desde la planificación se propone entre diversas acciones, el cambio de código promoviendo los usos mixtos y comerciales-gastronómicos, poner en valor el patrimonio natural y cultural, incorporar nuevo equipamiento urbano con material orgánico y local. Otro punto muy significativo es el planteo de una gestión eficiente desarrollando propuestas en relación a la movilidad y a la reducción de emisiones de co2 en términos de innovación y creatividad tecnológica.

 

 

ECO RESISTENCIA: Ecológica-cultural y organizada
Se propone tres escalas de intervención a partir de bordes naturales y ejes ecológicos, conectores verdes y macromanzanas dinámicas con calles con prioridad al peatón y esquinas multiuso.

 

Cambio de paradigma:
A partir de la participación ciudadana las arquitectas impulsan la incorporación de micro bosques. De esta manera los vecinos lograrán identificarse con el paisaje natural nativo y generar apropiación y permanencia en el espacio público. “Tanto la flora y la fauna serán parte del paisaje permanente de Resistencia. La BIODIVERSIDAD como principio para la educación ambiental y el respeto por el lugar que habitamos”. Explica la arquitecta Vergara

 

Micro Bosques: Una ciudad para los seres vivos, humanos, animales y vegetación
Se propone renaturalizar Resistencia a través de una Red de Absorción Ecológica de 640 Microbosques planteando una nueva forma de habitar el espacio público. Beneficios: Eco-drenaje y reducción de la temperatura, de la contaminación acústica, de los contaminantes atmosféricos y absorción del Co2.

Mas información del proyecto en https://www.facebook.com/eliv2

 

 

Por. Mariela Giaquini

 


+ VISTO

REVISTA

Natalia Jiménez: “LOGRÉ QUE ME IDENTIFIQUEN COMO DISEÑADORA”

Candelaria Lanzaco

REVISTA

¿Qué hacen los influencers y cómo te pueden ayudar con tu marca?

Revista OCIO

Moda

BOTAS TRACK – ¿CUALES SON? Y ¿PORQUE ´PISAN FUERTE´ ESTA TEMPORADA?

Revista OCIO

Más Visto

ES MOMENTO DE CONCIENTIZAR ¿QUE PASO CON SOFIA SARKANY?

Candelaria Lanzaco

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978