En cuanto a los carbohidratos, el restante 10% de las calorías, no deben superar los 50 gr diarios netos. ¿Qué quiere decir esto? Esto significa que al valor de carbohidratos total de un alimento (valor bruto) se le deberá restar la fibra y así obtener el valor neto real. Esto se puede hacer fácilmente con una aplicación rastreadora de macros que puedes descargar en tu teléfono móvil. Todas las verduras de hoja y verduras verdes en general están permitidas sin límite. A esto le sumamos verduras con mayor contenido glucémico como la zanahoria, la remolacha, la calabaza y la batata, cuya porción y frecuencia deberán limitarse. La papa y el choclo no están permitidas en este tipo de régimen. Por otro lado, en cuanto a las harinas, solo se permite la harina de almendras ya que proviene de un fruto seco que, por su origen, contiene mayormente grasas y proteínas. Las frutas, en general, no son compatibles con este tipo de dieta por su composición alta en glucosa y fructosa, a excepción de los frutos rojos, los cuales solo se permiten con moderación.

No se permiten bebidas con edulcorantes artificiales, alcohol, bebidas carbonatadas ni café ya que el tipo de cafeína que contienen estas últimas puede generar un trabajo excesivo de nuestras glándulas adrenales. En repuesta a la estimulación, estas glándulas secretan glucosa (azúcar) al torrente sanguíneo lo cual puede sabotear nuestro objetivo.

Es muy importante destacar que las cantidades de los diferentes macronutrientes a consumir deben ser determinadas por un nutricionista profesional ya que varían de acuerdo a las necesidades de cada persona según edad, sexo, objetivos de planificación, entre otros. Las cantidades adaptadas a cada persona también ayudarán a evitar lo que se conoce como “gripe keto” o los síntomas que algunos experimentan la primera semana de cetosis que puede transitarse como una gripe. Este malestar se puede generar a raíz de la eliminación de grasas en cantidad, las cuales arrastran consigo agua y toxinas y pueden generar un cuadro de deshidratación. Para evitarlo, es importante tomar 2 litros de agua al día como mínimo y procurar reponer los minerales eliminados por orina con bebidas electrolíticas naturales que se puede hacer fácilmente en casa con agua, limón y sal del Himalaya.

Como profesional de la nutrición, lo que más me gusta de la dieta Keto Clean es que no tiene contraindicaciones. Cualquier persona sana, a excepción de las mujeres embarazadas o lactantes, puede realizar esta dieta. Además, por sus características, se puede hacer la dieta Keto clean por periodos prolongados o indefinidos. La única precaución a tener en cuenta es que, al momento de decidir no seguir adelante con este tipo de dieta, se deberá hacer de manera paulatina y orientada por un profesional de la nutrición.

*La información dispuesta en este artículo está orientada para un público general. En caso de querer realizar este tipo de dieta se recomienda consultar con su médico o nutricionista de cabecera antes de realizarla para evaluar su condición particular acorde a su estado de salud y enfermedades preexistentes para las cuales este tipo de dieta puede estar contraindicada.

7 abril, 2021 | 15:26 hs. | Candelaria Lanzaco