EMILIO BRUNO “MI OBJETIVO ES HACER QUE EL CORDOBÉS VEA MÁS TEATRO”

De corredor inmobiliario a construir sus propias ideas en hechos, hoy es uno de los desarrollistas comerciales más destacados de la ciudad, por sus intervenciones en diferentes puntos de Córdoba, que siguen acercando propuestas novedosas de entretenimiento y ocio. Un empresario que lleva el emprendedurismo en su ADN y cuya perseverancia permitió que siga proyectando a futuro. Su próxima joya: Microteatro.

Revista OCIO

Por CAROLINA MALDONADO
IG. @caromaldonad0

Emilio Bruno supo cómo materializar sus ideas para convertirlas en obras, que marcaron un antes y un después en la arquitectura y el diseño de locales comerciales y gastronómicos de la ciudad. Pasaron ya cinco años del momento inaugural de la primera galería que innovó, por ser, en ese entonces, la única a cielo abierto del país: Muy Güemes.

Luego llegó la apertura de Casa Chabacana, Mercato, Food Market y Galería Gitana. Ahora, se embarcó en un nuevo proyecto que no deja de lado la gastronomía, pero que tiene al teatro como protagonista.

-Si hacés una retrospectiva, laboralmente hablando ¿Cómo te ves hoy?

-Me veo como cuando empecé, con la misma garra y dedicación hacia cada proyecto que encaro. A diferencia de mis comienzos, hoy estoy mejor posicionado y además tengo un equipo de gente que me acompaña y me ayuda a que las cosas pasen.

-¿Cuál es tu incentivo para seguir adelante con nuevos proyectos a pesar de los altibajos económicos del país?

-Me incentivan las ganas, el tiempo que le dedico al trabajo y haber encontrado buenos socios que me ayudaron a llevar a cabo mis ideas y a seguir adelante; así fue como años anteriores inauguramos una obra tras otra. Lo más difícil es comenzar: una vez que empezás el resto se encamina. En este momento del país había decidido no hacer nada a raíz de mi último proyecto, que fue Galeria Gitana (junto a Karina Fares), ya que las condiciones de juego no estaban claras. Me considero una pyme y las políticas del gobierno anterior no nos favorecieron y nos deformó el negocio. Este año me propusieron encarar otro proyecto grande, que es Microteatro; lo pensé, lo dudé pero me convencieron y es en lo que estoy trabajando actualmente. El estar involucrado en el comercio te va metiendo cada vez más y es imposible frenar.

-¿Sos de estar pendiente de las galerías para reinventar lo que ya hiciste o te enfocás más en proyectos futuros?

-Mi trabajo tiene dos etapas y ambas requieren de un seguimiento permanente: una, es la etapa de obra en la que tengo que estar muy encima del diseño y el desarrollo de cada negocio y, por otro lado, una vez que esté inaugurado hay que hacer que funcione. Como son conceptos nuevos, hay cosas que funcionan y otras que no, por lo que resulta fundamental estar atento para tratar de cambiar lo que no está andando y  virarlas hacia aquello que pueda resultar. Los inquilinos que nos acompañan en cada galería ayudan a que las cosas sucedan. El objetivo es que la gente nos visite y se vaya de las galerías con la idea de querer volver.

 

 

-¿Te preguntaste alguna vez “para qué me metí en esto”?

-Muchas veces me pregunto si está bien o no lo que hago. Tener más cosas implica más responsabilidades y menos tiempo, lo que no significa más dinero. En este país, donde las reglas no están claras, invertís tiempo, dinero, desarrollo y en tres meses podés perder todo. En Argentina, trabajando te podés fundir y sin trabajar podés ganar mucho dinero. Yo soy de la idea de que laburando voy a conseguir llegar a las metas que me proponga.

-De la gastronomía al mundo del teatro. ¿Cómo se dio esta apuesta?

-La realidad es que hay gente que me vincula con el mundo de la gastronomía, y con razón, porque mis proyectos están relacionados a ese sector, pero lo cierto es que soy desarrollista comercial que pone en marcha proyectos dentro de los cuales hay propuestas gastronómicas. En esta oportunidad será el rubro del teatro el que también estará vinculado con la gastronomía. Este año será la primera vez que voy a emprender con gastronomía y me siento seguro, porque hay gente idónea en el tema trabajando conmigo en este nuevo proyecto de Microteatro.

-Adelantanos cómo será Microteatro, la nueva obra que ya está en marcha.

-Microteatro es una propuesta que tiene sede en diferentes partes del mundo y en nuestro país se encuentra en Buenos Aires. Los socios de la firma Microteatro me propusieron este proyecto en Córdoba y me animé. Es un formato de teatro comercial: el espacio contará con seis salas para quince personas, con obras que durarán 15 minutos, va a tener a 30 actores y 10 productores de Córdoba trabajando en este espacio. A lo largo del año van a haber pasado más de 400 personas entre actores y directores. Los guiones y libretos que han llegado a través de la convocatoria son espectaculares, creo muchísimo en la calidad de actores cordobeses, va a ser una propuesta muy novedosa. La zona en la que está ubicada va a invitar a la gente del Cerro a que conozca el teatro cordobés. También está pensado que haya un bar del teatro y otra opción más Premium, que será un Wine Bar.

Es difícil estipular una fecha de inauguración, ya que la obra está frenada, pero esperamos presentarla antes de fin de año. El formato me cierra por todos lados, así que vamos con esta novedad para el 2020.

-¿Qué fue lo que te sedujo para traer este concepto a Córdoba?

-Lo que me sedujo fue el formato de Microteatro en Buenos Aires y me pareció interesante el teatro como contenido estrella de un bar. Mi objetivo es hacer que el cordobés vea más teatro. Por supuesto que esto necesita de mucho profesionalismo, ensayo y dedicación para que funcione y es una muy buena oportunidad como salida laboral para el rubro.

Me recuerda cuando empecé Muy Güemes (la primera galería a cielo abierto de la ciudad), cuando todo el mundo me decía que estaba loco, que una galería como la que pensaba no iba a funcionar y hoy es una de las galerías que más gente convoca durante la semana. Con Microteatro tengo el mismo presentimiento que con Muy Güemes.

 

 

-Sos de estar muy activo en redes pero se te ve más conectado con tu hogar, tu familia y la naturaleza ¿Qué fue lo que te indicó que debías bajar un cambio en tu ritmo de vida?

-Cada año es distinto. En este caso la situación económica no me permitió seguir con el ritmo de casi dos obras por año. En lo personal, mis viejos enfermaron y en cuestión de meses se fueron los dos. Ese fue el momento que me hizo ver más hacia adentro, a valorar y a conectar con mi familia de diferentes modos. Lo que más disfruto y lo tomo como un momento muy importante de mi vida, es sentarme a no pensar; frenar la cabeza, relajarme en el patio de casa, dedicándole mínimo una hora por día, sin eso no podría continuar.

-¿Qué otras actividades de ocio disfrutas para desconectar?

-Estoy perfeccionándome en el tenis, voy a clases dos veces por semana, juego torneos y durante la semana suelo despuntar el vicio con algún amigo. Estamos atravesando un momento muy particular en el país y en el mundo.

-¿Cómo llevan el aislamiento social obligatorio con tu familia y cuál es la clave para mantenerse optimistas?

-Tratamos de sobrellevarlo juntos, de ocupar nuestro tiempo con actividades en familia o cada uno por su lado. Nuestra clave es que decidimos no ver noticieros, disfrutamos de ver series y evitamos que se escuche la palabra muerte dentro de casa. Cada uno sigue trabajando con lo suyo, tratando de no pensar en el coronavirus ni en lo que va a venir.

Lo que está pasando no lo podemos manejar, es una situación mundial nueva que nos toca vivir, tendremos que aprender a procesarla y ver cómo bancamos estos meses, sólo nos queda hacerle frente. Sí, hay que quedarse en casa, cuidarse y cuando pase, porque todo pasa, seguir para adelante. Todos vamos a perder, pero también vamos a ganar otras cosas.

-Empezamos la nota preguntándote cómo te veías en relación a tus comienzos. Ahora ¿Cómo te proyectás en los próximos cinco años?

-Estos cinco años que pasaron los tomo como aprendizaje y en los próximos cinco quiero seguir profesionalizándome. Mi idea es continuar con el desarrollo comercial llevado a una escala mucho más grande, tratando de salir del país para que esta idea se pueda desarrollar en otras partes del mundo sin dejar de vivir en el país. Esto es algo que hoy está pesando mucho en mi forma de pensar.


+ VISTO

Más Visto

CAMINO A LA TRANSFORMACIÓN

Carolina Maldonado

Más Visto

#DECOTENDENCIA – PIEDRAS NATURALES Y MÁRMOLES

Candelaria Lanzaco

Moda

Modalidad “take away” para los shoppings

Candelaria Lanzaco

Más Visto

ASTROLOGÍA PARA PRINCIPIANTES

Revista OCIO

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978