Llegar al verano, una frase con miles de significados

¿Quién alguna vez no escuchó o dijo la mítica frase ‘hay que llegar al verano’? Ya se sienten los primeros calorcitos de la temporada y con ellos llega un sinfín de productos, tratamientos, cremas, dietas restrictivas y rutinas de entrenamiento hiperexigentes para alcanzar el ‘cuerpo deseado’ que vemos en redes sociales, publicidades televisivas o en contenido que apunta al público femenino.

Renata Palazzi Santisteban

La imposición de diferentes estereotipos genera ansiedad por ‘llegar al verano’. Como si este fuera un lugar y un destino deseado para llegar, en el que esperan múltiples beneficios si logramos alcanzarlo, sin importar las diferentes técnicas a las que sometamos a nuestro cuerpo.
El verano no es visto como la estación que le sigue a la primavera, cuando aumenta la temperatura, hace calor y la gente trata de ir a la pileta o estar bajo el aire acondicionado. Sino que la frase ‘llegar al verano’ va más allá, implica otra cosa.

Desde OCIO hablamos con Manuela Raffaini, licenciada en Nutrición (MP 4477), quien manifestó que es muy frecuente escuchar la frase ‘quiero llegar al verano’: “Es la meta de todos, es el ideal para todo el mundo. Generalmente la idea de ‘llegar al verano’ empieza varios meses antes, a esta altura del año la gente está en una etapa de desesperación por lograr ese objetivo”. Y agrega: “Hay mucha falta de responsabilidad sobre el cuerpo de cada uno, llega el momento en el que el verano se viene encima y las personas ponen en manos de los profesionales el objetivo de hacer ‘hacer algo’ para alcanzar tal meta”.

 

 

 

–¿Cuál es tu respuesta frente al pedido de ‘llegar al verano’?
–Yo trato de tranquilizar a mis pacientes, porque no se trata de llegar a ningún lado, sino de tener un aspecto más saludable en general. Esto implica dormir bien, hacer actividad física, alimentarse correctamente y lograr una estabilidad para que en el cuerpo no haya variaciones bruscas. Es decir, en invierno aumento de peso y en verano bajo. Trato de evitar que entren en ese juego de aumento y descenso de peso, de esa forma se bajan las expectativas de llegar al verano entendiendo que el objetivo es lograr el bienestar del cuerpo saludable todo el año y no solamente durante tres meses.

 

–¿Las redes sociales lo fomentan?
–En algunos casos sí, por ejemplo en cuentas de Instagram de gimnasios o marcas que venden ropa. ‘Llega el verano y empieza a usarse ropa más corta, llega el verano y sale bikini’, todos esos mensajes incentivan a las mujeres a pensar que si quieren usar una bikini tienen que tener determinado cuerpo. Sin embargo, actualmente también existe una deconstrucción a nivel de lo que es el cuerpo en sí. Hay muchas marcas que ya cuentan con talles para todos los tipos de cuerpos y desde el ámbito nutricional, son muy pocas las cuentas en redes sociales que alientan a tener un cuerpo flaco. Las redes sociales son un arma de doble filo, hoy en día hay muchas fuentes de información y todas son distintas, entonces eso suele confundir un poco a las personas.

–¿Creés que cambió un poco la imposición sobre llegar al verano?
–Socialmente no cambió, aún hay mucho trabajo por hacer sobre este tema. Se sigue creyendo en el cuerpo del verano pero no tan fuerte como antes. Me gusta mucho la frase ‘tenemos cuerpo, no somos un cuerpo’ porque hay que entender que no somos solamente un cuerpo, somos más que eso. Sin embargo, a nivel social, el cuerpo del verano existe y la mayoría de las personas quiere tenerlo.

 

–¿Se trata de un tema enfocado principalmente en las mujeres?
–La imposición de llegar al verano está más centralizada en el cuerpo de la mujer. Sin embargo, hoy hay una mirada más fuerte sobre el cuerpo de los hombres, el ideal masculino tiene que ser musculoso, con el abdomen marcado. De todos modos, esa idea queda en el hombre, si tienen o no el abdomen marcado es un tema de ellos. En cambio el cuerpo de la mujer está más juzgado a nivel social.

 

–¿Cuál es tu recomendación?
–Mi recomendación es que no hace falta llegar al verano, sino que hace falta llegar a tener una vida saludable y eso te va a otorgar la tranquilidad de estar bien, sentirte bien con tu cuerpo, aceptarlo y quererlo como es. Hay diferentes tipos de cuerpo y con eso no se puede luchar, entonces hay que tratar de alcanzar la mejor versión de cada uno, siempre dentro de los límites saludables. Aceptarse uno mismo no significa conformarse y dejarlo en un espacio en el que pienso ‘ya fue, total me tengo que conformar con mi cuerpo’, sino que hay que mirar que cada uno puede alcanzar su mejor versión y esforzarse por lograr eso.


+ VISTO

Más Visto

HOROSCOPO – QUE NOS ESPERA ESTE NUEVO AÑO SEGUN TU SIGNO

Revista OCIO

Viajes

PASAJE EN MANO – “Hoy quiero recorrer mi país de punta a punta”

Candelaria Lanzaco

REVISTA DICIEMBRE 2020

MISS LITTLE TOUCH – “Que la maternidad no sea una excusa para no continuar y progresar en lo laboral”

Candelaria Lanzaco

REVISTA

TE LO DIJE NENA – ¡Ya demostramos que somos moda, nos convertimos en un clásico!

Candelaria Lanzaco

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978