LUDOVICA SQUIRRU – “En la pandemia vivimos mil vidas en una”

Revista OCIO

Ludovica Squirru Dari, astróloga, poetisa, escritora y actriz. Nació el 9 de mayo de 1956 en Buenos Aires (Argentina). Su padre, Eduardo Squirru, fue el primer embajador argentino en China. Su madre, María Luisa, nació en Alemania en 1922. Hoy es una de las astrologas más reconocidas a nivel mundial junto a sus libros `best seller´ que publica cada año nuevo. Conversamos en intimo con Ludovica sobre su historia, sus libros, que significó para ella la pandemia y como la vivió y obviamente sus predicciones 2021 en el año del Búfalo de Metal.

PH. Claudio Herdener

 

 

El nombre original de su mamá iba a ser Ludovica, sin embargo durante esos años ese nombre no estaba permitido, por eso lo cambiaron a último momento: “Al casarse con mi papá, mi mamá le contó esa historia y él, rápidamente, respondió ‘cuando tengamos una hija le pondremos Ludovica’”, relata.

La etimología de su nombre significa ‘la que se hace sola’. “Así fue mi vida” explica la astróloga, quien además nos cuenta que dentro del horóscopo chino es mono de fuego ascendente caballo: “Reconozco las características del signo en mis múltiples facetas. Soy curiosa, viajera, casera, amante de la naturaleza. Soy solitaria pero cuando salgo de gira soy muy mediática y sociable”.

Estudió en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático del ‘75 al ‘77. Luego, en los años 80, Tato Bores la descubre y comienza su carrera en actuación. Al tiempo, Andrés Percivalle la conoce y se incorpora a la televisión, donde comienza a sumar el horóscopo chino a sus guiones. “Tuve una infancia rodeada de gente talentosa, creativa, artistas, pintores, escritores; fui una niña precoz. Siempre me gusto ganarme la vida y ser autosustentable”.

Desde que Ludovica se adentró en el estudio de la cosmovisión oriental, hizo su primer viaje precursor a China y publicó su primer libro, en 1984: “Mi padre fue quien me inició en la astrología china, el i-ching y el tao. Después estudié con maestros chinos en Argentina y a través del mundo. Fui a China en el ‘88, ahí fue cuando escribí `Mi china´, contando mi experiencia”. Desde ese momento nunca dejó de estudiar y por tal motivo es hoy una referente dentro del mundo de la astrología.

Tomó herramientas de los maestros taoístas, especialistas en feng shui e i-ching, se enriqueció con la sabiduría de otras culturas, como la maya, e investigó sobre nutrición. Además, se sumergió en el mundo de las compatibilidades amorosas de cada signo del zodiaco y recorrió los países de habla hispana dando charlas.

Actualmente vive en Las Rabonas, un pueblito ubicado en las sierras cordobesas. Allí comparte su vida desde hace 17 años junto a su pareja y, fotógrafo, Claudio Herdener. La pareja lleva una vida campesina, artística y de muchos proyectos en común. “Me gusta integrarme a la gente del lugar, abriendo puertas con actos creativos”.

En marzo, la pandemia la sorprendió en un viaje a Buenos Aires. Recién pudo regresar a su casa en Traslasierra en diciembre, fueron meses difíciles pero Ludovica decidió poner a favor el encierro y comenzar con su documental de vida con amigos y su pareja. Los meses en Buenos Aires se vieron atravesados por tristezas y cambios: “Contuve amigos que enfermaron, murieron amigas amadas, no pude visitar a mi hermana en un geriátrico por ocho meses, acompañé a amigos y mi pareja, quienes no aceptaron el encierro y `se les corrieron las tejas´, transmuté mi psiquis e ideas y los puse a favor. Leí el Bhagavad Gita, hice rituales y ceremonias y me cuide para no enfermar. Creo que este año es de un aprendizaje acelerado, vivimos mil vidas en una”, reflexiona Ludovica.

 

 

Sobre su nuevo libro:
Horóscopo Chino 2021

 

 

“Cada libro sobre el horóscopo chino es una continuidad del anterior y del siguiente. Está absolutamente ligado a mi vida como mujer insertada en un planeta, continente y país”, explica la autora. Y agrega: “Somos un equipo de astrólogas que trabajamos con sinergia y empatía. Contamos con colaboradores de primer nivel y artistas geniales. Este año, la artista Vivian Guggenheim mejoró cada idea, contenido y capítulos”.

“Cada libro trae poesía, mis viajes, encuentros con maestros o gente que marca mi destino. Las predicciones están basadas en la intuición y el i-ching son una alquimia que requiere meses de soledad y conexión con el cosmos y lo terrenal”, explica.

 

 

 

 

 

 

Predicciones para el año del Búfalo de Metal

En su último libro la astróloga, aseguró que el 12-2-2021 comienza el año del búfalo de metal “que traerá un reencuentro con la familia, la naturaleza, los afectos y pondrá órdenes y jerarquías”. Desde tiempos inmemoriales el búfalo es venerado como el símbolo de la integración familiar, la conservación de recursos, el trabajo arduo y la fidelidad al Estado, pero en el aspecto destructivo el búfalo es tozudo hasta la necedad, demasiado conservador, temeroso de perder su patrimonio.

  • “Sabemos que el mundo cambió para siempre. Y es a nivel global. La debacle de la pandemia, la disrupción económica, el cambio de trabajo, empleo, la sustentabilidad, sobrevivencia, tendrán tantos matices como los colores de la paleta de Van Gogh, Goya, Leonardo da Vinci, Berni o el Bosco. Estamos a la intemperie como humanidad.”
  • “La fisonomía del planeta cambiará aún más durante el año del búfalo: sismos, temblores, tsunamis, inundaciones, incendios, sequías, devastación forestal se expresarán con furia.”
  • “Quienes tengan medios económicos evacuarán las metrópolis para radicarse en la naturaleza: se poblarán lugares vírgenes en Sudamérica, con una oleada de inmigración histórica.”
  • “Europa atravesará la crisis más profunda desde la eurozona.”
  • “La OMS, Organización Mundial de la Salud, se disolverá a causa de estafas y asociaciones ilícitas que lucraron con la salud de la humanidad. A cambio volverá la medicina tradicional de cada región del mundo: la de los pueblos originarios, china, celta, de tradiciones vikingas, el chamanismo y las sanadoras. Los sistemas de salud privados se disolverán por falta de prevención, de acuerdos oscuros pospandemia y viviremos la era de la ‘autocuración’”.
  • “No creo tanto en la era del robot o cibernética aún.”
  • “El búfalo nos llevará a cultivar la tierra que depredamos, ignoramos, subestimamos; nos enseñará a hacer ofrendas y a cultivarla con el sudor de la frente.”
  • “Ante la debilidad, el desastre ecológico, mental y el agotamiento de la población, llegarán repentinamente desde Oriente, especialmente de China, nuevas invasiones.”

 

 

Las predicciones de Ludovica que publica en su libro “Horóscopo 2021” mes a mes

 

ENERO. Mes del Búfalo.
La rata, que aún rige el año, y el búfalo, que rige el mes de enero, crean una buena combinación que propicia pensamientos profundos. Habrá una ligera mejoría en la economía familiar, pero eso no se notará en la macroeconomía. Es un buen mes para comenzar una nueva rutina de estudios, mejorar las calificaciones en la escuela y emparchar las relaciones sociales en el lugar de trabajo.”

FEBRERO. Mes del Tigre.
El invierno podría alargarse en el hemisferio Norte y hay probabilidad de sequía en el Sur. También se ven desplazamientos de tierra por temblor o deslave en los trópicos. Será un mes confuso con buenas noticias discretas, que solo ocurrirán en el hogar y entre amigos.

MARZO. Mes del Conejo.
Propicia escándalos y problemas relacionados con el encarcelamiento directo y el encierro por cuestiones sociales o de salud. Esto afectará a mujeres jóvenes, principalmente, y después a adolescentes de ambos sexos. Sigue el exceso de energía metal que propicia problemas con el sistema respiratorio.

ABRIL. Mes del Dragón.
El dragón trae crecimiento moderado. Es un mes que tenemos que aprovechar para ahorrar, comenzar una disciplina de ejercicio o una dieta más saludable. Lo que sea que se inicie durante este mes, obtendrá un efecto duradero y gran mejoría a largo plazo. Es también un excelente mes para perdonar y ser perdonado y recuperar viejas amistades.

MAYO. Mes de la Serpiente.
El mes es propicio para encontrar ayuda, solicitar empleo, cambiar de carrera, encontrar apoyo por parte de maestros y realizar exámenes de grado y tesis. También es un mes en el que será más fácil concluir con cualquier trámite testamentario y habrá recuperación económica a nivel familiar y personal. Hay que dejar fluir sin oponer resistencia.

JUNIO. Mes del Caballo.
Mes de sorpresas agradables que propician el nacimiento de buenas amistades y amores platónicos. Es el mejor mes para contraer matrimonio en caso de tener las condiciones personales apropiadas. En el plano mundial, la relación caballo-búfalo no es buena energéticamente. Atrae un clima inestable, malas cosechas y accidentes en vías terrestres ocasionados por mal funcionamiento en los sistemas de combustión. Hay que ponerle más atención a las estufas, velas, incienso y cualquier tipo de líquido combustible.

JULIO. Mes de la Cabra.
Es el peor mes del año. El mes de la cabra choca con el año. Es decir que la primera mitad del mes será de neutra a más o menos buena, pero después del día 7 las cosas se van a complicar. Mal mes para la agricultura, atrae enfermedad y fuego en el reino vegetal. Empeora en los días 13 y 25 porque se completa un choque que lastima a las energías madera, tierra y metal.

AGOSTO. Mes del Mono.
La combinación de energías provoca exceso de agua. El mes del mono es tormentoso. Hay huracanes no solo en los trópicos, sino también en el Norte. El mes es propicio para las investigaciones científicas. Habrá buenas sorpresas en la farándula, o por lo menos se ven eventos divertidos, aunque es posible que banalicen situaciones importantes que requieren más reflexión.

SEPTIEMBRE. Mes del Gallo.
El gallo tiene mucho trabajo para repartirnos: laboral y emocional. Hay buena remuneración y oportunidades que, si se aprovechan, podrían mejorar la economía comunitaria. En lo político será un mes complicado, con peligro de represiones sociales y despliegues militares inquietantes en Medio Oriente, el Caribe y parte del continente americano. Será un mes telúrico.

OCTUBRE. Mes del Perro.
Mes peligroso, sobre todo al Norte y al Sureste. El perro encierra mucha energía tierra y fuego. También hay peligro de envenenamiento en los cuerpos de agua bajo tierra, cosechas echadas a perder y enfermedades contagiosas por energía estancada y corrupta. Aparato digestivo comprometido.

NOVIEMBRE. Mes del Chancho.
En lo mental, la energía agua contenida afecta en forma de ansiedad y miedo. Quienes tengan trastornos de la personalidad se encontrarán particularmente manipuladores y así crearán problemas afectivos en todos los círculos. El cerdo atrae también viajes inesperados y migraciones masivas a destiempo de animales marítimos y habitantes de los polos.

DICIEMBRE. Mes de la Rata.
Al igual que con el mes anterior, peligra el Norte, con una combinación destructiva que provoca enfermedades relacionadas con el sistema renal, nervioso y miedo hasta llegar a grados violentos. Es importante establecer redes solidarias entre personas en situaciones de vulnerabilidad inmediata. Será un mes difícil en el que la buena voluntad será indispensable.

 


+ VISTO

REVISTA

Natalia Jiménez: “LOGRÉ QUE ME IDENTIFIQUEN COMO DISEÑADORA”

Candelaria Lanzaco

REVISTA

¿Qué hacen los influencers y cómo te pueden ayudar con tu marca?

Revista OCIO

Moda

BOTAS TRACK – ¿CUALES SON? Y ¿PORQUE ´PISAN FUERTE´ ESTA TEMPORADA?

Revista OCIO

Más Visto

ES MOMENTO DE CONCIENTIZAR ¿QUE PASO CON SOFIA SARKANY?

Candelaria Lanzaco

¡Sumate a nuestro Newsletter! Notas, agenda y mucho más cada semana

José Roque Funes 1145
Barranquitas Plaza - Loc. 15/20
B° Urca - Tel: 351 5891500
Cel: 351 6093978